Tal como lo solicitó el fiscal del caso, G.
E.
R fue declarado responsable del delito de abuso sexual
con acceso carnal en calidad de autor.

Según la Fiscalía, el hecho ocurrió el 1 de febrero pasado, entre la medianoche y las 7 de la mañana.
El hombre abusó sexualmente de una mujer en el paraje de Moquehue.

La víctima debía entregarle al imputado la cabaña que había limpiado, y en ese momento el hombre la invitó a tomar cerveza.
La víctima aceptó y posteriormente comenzó con mareos.
El imputado aprovechó la situación de la mujer y pese al pedido y resistencia de ella, abusó sexualmente.

Durante el alegato en el juicio, el fiscal del caso remarcó que “toda mujer tiene derecho a decir no”, y que el acusado ejerció violencia para quebrar esa negativa.
Sobre este escenario, puntualizó que la prueba recolectada por la fiscalía demostró que la víctima no había consentido el acto sexual.

Fuente: Ccoalinstante >> lea el artículo original