En la previa de la Superfinal por la Copa Libertadores, al parecer el presidente de River se cansó de que le pidieran entradas.

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original